miércoles, marzo 21

De qué sirve tenderse
en el lecho
inundarlo con los ojos
convocar anémonas las venas
los vellos algas
De qué sirve la lengua
molusco
boqueando
Sin embargo me tiendo
y me enojo
y me enveno
y me algo
y me lenguo
tendida en el lecho
desierto mar.

5 comentarios:

fgiucich dijo...

Triste, desesperanzado, pero muy hermoso. Abrazos.

Kartak dijo...

esa es mi marialuisa.. abracho

Raquel Olvera dijo...

De qué sirve hervir y sin embargo...

Eduardo El Terrible dijo...

no se envenene que luego quien me ayuda con mi suero antiponzoña propia. Bueno prepararé uno para antivenenoML, besos y más besos

Lety dijo...

Pues si la soledad provoca estos poemas, Dios mío, no queda más que pasar por ella.

Besos hermosa