miércoles, mayo 2

April is the cruellest month. T. S. Elliot

En este abril tan impar la lluvia no me toca
aunque llueve,
eso dicen las banquetas;
no aguarda la corteza de los árboles
la llegada de la savia
y los retablos.

Hubo un tiempo
presente perfecto
cuando las nubes llovían racimos
y el aire se abrazaba en los pulmones
colmado de catarinas
y subjuntivos.

Crecerán las flores de pétalos transparentes
las más oscuras;
habrá flores amarillas
escarlata
blancas
y si la suerte se acuerda
el balcón florecerá de azul.

Mientras tanto el sol brilla
en este abril tan cruel.

2 comentarios:

Kartak dijo...

La crueldad de abril reside en la estupida certeza de eternidad de las flores

fgiucich dijo...

El llanto de abril va regando las flores que adornan el balcón. Abrazos.