jueves, enero 24

Sin embargo se pregunta uno
en voz alta frente al espejo
de espaldas a uno
acumula preguntas
las separa en letras
o en instantes
y a veces los signos
no abrazan sino espacio
sino silencio
y sin embargo se pregunta uno.

4 comentarios:

fgiucich dijo...

Hacemos tantas preguntas que no alcanzan todas las respuestas. Abrazos.

Furtiva dijo...

Lo único que tenemos en realidad son las preguntas, porque las respuestas varían y se transforman. Sólo búsqueda y los encuentros que siempre son inciertos.

Silencio y su corazón de Frambuesa dijo...

Pero no hay que caer en la trampa del dialogo del que está de espalda, del que está dentro del espejo, después vienen a cobrar regalías.

Tristán Estar dijo...

Y uno resulta un constante sin embargo -un sin embargo tras otro sin embargo- y se hace caso y sin embargo y sin embargo
y sin embargo...

Como caer en la negación, constantemente y para siempre estar negando, constantemente y para siempre estar mamando de aquella afirmación en que encontraste el sin embargo como vértice en el pinche círculo.