jueves, septiembre 11

1973



Fue un once de septiembre:
Marte desolló a la Luna,
cubrió su cara con plomo,
le cercenó las manos,
la declaró proscrita.

Siete lustros después
las grandes alamedas
son lunares.

3 comentarios:

Silencio atómico dijo...

No se, supongo... no se... la luna tan plomiza, tan lunático yo, no se...

Dra. Kleine dijo...

Y tan lejana que se mira la luna eh?...
Un abrazo grande nena!!

Lo-que-serA dijo...

Lunático y encantador, atómico.

¡Dra. Klein! Dichosos los ojos! Un abrazotote.