sábado, marzo 6

Me encuentro

Me encuentro
de pronto
construyendo puertas
(al pie de las ventanas hay siempre acantilados)

Puertas de umbrales precisos
con picaporte y sin mirilla

Encuentro que hay puertas que se abren con la llave que más me gusta
y otras que no tienen chapa, pero se abren

Me encuentro
de pronto
puertas que me llevan hacia adentro
tanto
que he sido flor y fuego
y el estanque donde la luna se moja las piernas

Me encuentro
de pronto
puertas que dan a otras puertas
irremediablemente
cuando me encuentro

3 comentarios:

Furtiva dijo...

Qué hermoso poema. Gracias.

fgiucich dijo...

La puertas que nos llevan (o nos traen) por el contorno de la vida. Abrazos.

Lo-que-serA dijo...

Gracias a tí, Furtiva lectora.

Y a veces a través, Fgiucich, aunque de esos paseos luego no nos damos cuenta. Abrazo.