sábado, diciembre 18

Dejar la gravedad
la pupila caída
reirme de la ingenuidad
de la sordera
imaginar mi cara de mala tragedia
los huesos salidos
mi aire de pájaro mojado.

Dejar la pupila caída y cantar
como final
un corrido:

Él fue mi vida;
yo era su querer.

2 comentarios:

fgiucich dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Furtiva dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.