domingo, agosto 28

Para Silencio

de parte de Lety Ricardez

No sabía que los gatos de Cheshire estuvieran
siempre sonriendo; en realidad, no sabía ni
siquiera que los gatos pudieran sonreír.
Lewis Carroll

El gato flotaba sobre la ciudad.

Sus ojos seguían las luces
.....................................................enloquecidas almas en pena.

Sonrió.

Su pálida sonrisa se vislumbró apenas
entre el humo.

Entonces, desapareció su cola
..................................................y con ella un tramo de ciudad.
Luego, sus patas
.......................................y otro pedazo,
la panza
.............................uno más
el cuerpo
..................... . .
la cabeza.

Desperté sobresaltada.

Por la ventana
me saludó el cuarto menguante.

Y un Silencio.
De Onírica

9 comentarios:

Silencio V_2.0 Release 3 dijo...

Wow, gracias :), humm


:)


Es como ese gato sonriente en medio de la nada...


Un abrazo

Tristán Estar dijo...

A veces quisiera flotar como ese gato...

No.

La neta es que a veces quisiera esfumarme,

como ese gato.

Dra. Kleine dijo...

Quisiera quedarme callada,,,pero el silencio me lo impide!

saludos!

Lety dijo...

Hermosa Maria Luisa:
Dime si no tiene un efecto contundente tu gato. Esta vez, nuestro amigo silencio no tuvo nada que decir, sólo tragó saliva. Sabía que le encantaría, lo sabía, porque a mi también me encantan, tu poema y tú. Besos y gracias por ponérselo de mi parte.

angel dijo...

Me ha gustado esta sinuosa aparición evanescencia de un felino nocturno entre tus letras....

Lo-que-serA dijo...

Si, Silencio, sonriente en medio de la nada. Medio socarrón el gato ¿no?

¡Ay, Tristán! Pero qué grato el peso de este cuerpo ¿no? a veces. ¡Inchi cuerpo! Ya iremos a esfumorearlo por el centro. Ya regresa ¿no?

Gracias Klein, por el silencio... por las palabras...

¿Será tal vez, mi Lety, porque es el primero? El primogénito casi siempre sale bien de chiripa. Desde entonces no dejo de soplarle a la flauta, a ver si me sale otro tan bonito. Besos grandes.

Gracias Ángel, por la alada presencia noctámbula. Ya he andado por su casa, calladita; luego le llevo un pastelito.

Lety dijo...

Cuando se trate de soplar a la flauta pregúntame que ya sabes que soy experta en las chiripas, Raquel me regaña cuando le digo que todavía no se bien cuando hice un poema, o simplemente expresé un pensamiento. No me acuses de que lo repito. Muchos besos

Raquel Olvera dijo...

mh, mh!

Dra. Kleine dijo...

Gatos!!! acaso fuiste mi inspiración hoy'???