domingo, septiembre 4

Para mi hijo

“El universo de los niños es más grande que el de los adultos” me dijo un habitante del mediodía que hace no mucho tiempo comía hormigas.

Se levanta y desciende de la montaña. Es probable que en el valle lo esté acechando la fiera criatura que juró devorarlo, pero no le importa porque viste un manto que lo vuelve invisible. Nada entre sus amigos los cocodrilos hasta la cascada y de regreso. Ahora tiene hambre. Tal vez mamá haya preparado algo rico y no sea necesario salir a cazar. Después, quizá tome su patineta y desafíe a los cuates de la cuadra a bajar las gradas o le declare la guerra a un ejército hasta que se le acabe el crédito de la maquinita. Luego todo se vuelve confuso, el mundo es a veces tan pequeño, la gente tan lejana y la soledad vuela en círculos cada vez más bajos. A ratos una especie de locura lo arrastra a confines insospechados. Parecería que el mundo que conoce estuviera desapareciendo.

Pero si oye con atención, tal vez escuche la música del universo. Y entonces regresará a la montaña a contarle mentiras a la luna, niño-poeta.

Abril de 2002

6 comentarios:

Tristán Estar dijo...

De pronto, se quiere escribir versos
que arranquen trozos de piel
al que los lea.
Se escribe así, rabiosamente,
destrozándose el alma contra el escritorio,
ardiendo de dolor,
raspándose la cara contra los esdrújulos,
asesinando teclas con el puño,
metiéndose pajuelas de cristal entre las uñas.
Uno se pone a odiar como una fiera, entonces,
y alguien pasa y le dice:
“vete a cenar, tigrillo,
la leche está caliente”.

-

(6, de Eduardo Lizalde, de "El tigre en casa")

Raquel Olvera dijo...

En eso tiene razón, el universo de los niños es más grande.

Lety dijo...

Y eso es lo que le pasa querida Maria Luisa, el mundo que conoció se desmorona, pero ya los has dotado de herramientas para el que habita ahora. Besos hermosa mamá poeta.

Dra. Kleine dijo...

El universo y el mundo y los niños y nuestra alma...
Así sí que hay armonía!!

Si señor!

ivanbuenader dijo...

Que lindo texto.
Pero... a poco tu hijo es patineto???

Lo-que-serA dijo...

Disculpen que responda hasta ahora :S

Tristán: ¡Qué buen texto! Se lo voy a llevar a Pável, seguro le encanta. Si, a veces las mamás hacemos esas cosas y a veces los hijos nos ayudan :D

Si, Rachel, tan grande que cabemos hasta los adultos.

¿Será, mi Lety, que le di las herramientas correctas? Ahora le dio por escribir cuentos ¡qué le hice a mi propio hijo! :)

Gracias, Klein. Ya ve, andamos en sintonía. Yo también tengo mi Periko, pero el mío es Pablito.

Ex, por favor Iván, que a su corta edad se puede ser ex-varias cosas: Ex-metalero, ex-patineto, ex-cargador, ex-punketo, ex-mibebé, exc.