viernes, julio 7

El bulevar de los sueños sin nombre

I

La voluntad que niega su deseo
funde pavor y límites, dibuja
una fingida red, un muro inexpugnable.
Voluntad de no ser, sin luz y a solas,
esa inquietud inscrita como un ala
bajo la ingenua morbidez
con que otro cuerpo, el mío, asume su agonía.
¿Qué otro calor posible
cuando ya no hay calor
sino el silencio frío de la noche?
¿Quién es ése que mira,
más allá del deseo de sobrevivir,
un horizonte en brumas,
como si fuese el premio a la serenidad?
Estas palabras dicen lo que nombran,
son el residuo escueto
de una quizá buscada lucidez
vuelta memoria y reflexión y
no,
nunca memoria, sino asombro, sólo
estos guijarros donde...
Infinita es la sombra para llegar a mí,
infinita la música de su silencio.
¡Cuántas palabras caen de mi boca
con la impaciencia ciega de un nublado!
Ya sé que su vacío es necesario,
como la luz que muere sobre mi ventana,
cuando el domingo empieza a anochecer.

Jenaro Talens

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Here are some links that I believe will be interested

Anónimo dijo...

Here are some links that I believe will be interested

Anónimo dijo...

Very pretty site! Keep working. thnx!
»