viernes, septiembre 22

Todo cambió mas nada ha cambiado
los mismos libros
la misma música
el mismo tiempo para iniciar el día
idéntica fustración sobre las mismas cosas
sigue habiendo silencios, sí
los mismos silencios
un hijo que es el mismo
arrugas y canas, las mismas
el mismo todo y la misma nada
Nada cambió.
Todo ha cambiado.

9 comentarios:

Lety dijo...

Esa es la incertidumbre de los grandes cambios, no hay magia, lo nuevo tiene que construirse, lo mismo que lo antigüo conservarse.

Ánimo Doña Maria Luisa

Silencio dijo...

Como esa rola... quien la canta?

blah blah blah

que yo cambie, no es extraño

fgiucich dijo...

Nada cambia, porque uno no cambia. Hermosos versos. Abrazos.

Lo-que-serA dijo...

La magia está, pero hay que poner atención, mi Lety. Buen ánimo y muchas sorpresas. Besos, mi linda.

No cambia, Terrible, no se haga ilusiones. :)

En realidad uno cambia todo el tiempo. El asunto es, me parece, Fgiucich, que a veces los cambios son tan imperceptibles que no se notan. Un abrazo.

nasty dijo...

cambiar es lograr ganarle un paso al camio que todas las cosas sufren. o perdelre un paso. aunque la mayoría de las veces el desfase es doloroso como una pequeña muerte.

un saludo

nasty dijo...

mercedes sosa Silence, aunque igual y ya no es, igual cambió....

Silencio dijo...

Mercedes Sosa cierto...

Lo-que-serA dijo...

Tal cual: puede uno adelantarse o ser arrastrado, pero el cambio es inevitable, inexorable. Sucede también que cuando es muy grande o muy pequeño, es casi como si no sucediera nada. ¿Será eso?

Seguramente cambió la Sosa también, pero esa rola no la conozco :S

ivanbuenader dijo...

NO MAMES!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
ES BUENISIMO!!!!!!!!!!!!!!!!!