lunes, abril 9

Slam poético

Con ese nombre lo anunciaron, que conste que no lo puse yo, y fue el segundo encuentro, a tres caídas, en el Red Fly de la colonia Roma. Como es más fácil juzgar que hacer, Tristán y yo nos apuntamos de jueces, con otros tres espontáneos del lugar. El bello Logan nos dio las instrucciones: calificación de 0 a 10, donde 0 es un poema que debió quedarse en su casa y 10 es un orgasmo, es el mejor poema que has escuchado en tu vida. Recuerden: aquí lo importante es la poesía, no importa si el público te abuchea. Con tales directivas, flamante nombramiento y roster en la mano, nos aprestamos de pie a un costado del respetable, listos a propinar sendos numerazos a los contendientes. Para abrir boca se hizo un homenaje a ritmo de hip-hop para un joven médico que murió atropellado en una esquina de la Roma, donde ahora existen retenes para resguardar a los peatones; también, estando presente ahí Óscar de Pablo, triunfador en el encuentro anterior, nos deleitó con "Gaita gallega", poema hip-hopeado de buenísima factura. Y ahí empezó el encuentro de a devis, con tres poetas y dos hip-hoperos, frente a frente los cinco, poniendo en serios aprietos al jurado, no precisamente por la inenarrable calidad de los textos, sino por la dificultad para medir con el mismo rasero a escribanos y trovadores. Entre una ronda y otra de las tres que hubo, más poemas de Óscar de Pablo (¿recordará Tristán el nombre del libro?) y uno del bello Logan, decía él que en spanglish por ser arizoniano, pero en realidad era inglés con lunares en español: "I chose magic, I chose people, I chose la voz de la viejita, I chose the beginnings, not the ends". Algo así decía en algún lugar, performeado vibrantemente por su autor. La última ronda, la ronda de la Muerte, según los organizadores, resultó tal cual. Para entonces, iban a la cabeza dos poetas (uno cuyo nombre me jaloneo con Alzheimer, y Anarca), un hiphopero (MC Haggen) seguía en la lista, luego otro poeta (Rodrigo Díaz) y cerraba la marcha Vernon, joven hiphopero melancólico, así que los jueces esperábamos el último material en el que a éste (juez, yo) en particular el poeta le colmó la paciencia con tremenda soberbia colocada en forma de soneto latino en latín o algo que sonaba igual de pretencioso (para un slam, no hay que ser), MC Haggen me ganaba en su último hip-hop honestísimo y emocionador y el resto de los concursantes permaneció más o menos en la misma tesitura en la que venía desenvolviéndose. Parece que el soneto le resultó al poeta con los otros jueces y tal vez eso lo libró del levantón que dió MC Haggen al segundo lugar y así quedó la talba de ganadores: El del soneto (no es mala fé, me cae, me ha pasado en otros posts), MC Haggen, Anarca, Rodrigo Díaz y Vernon.
Lo importante es la poesía, insistía Logan en el micrófono, no son los número lo que importa, es la poesía. Y es lo único que importa en esta propuesta arriesgada pero aplaudible y recomendable, arriesgada porque en efecto se enfrentan dos modalidades de la letra: la escrita y la hablada y dos dimensiones, también. ¿Es lo mismo hacer un poema que hacer hiphop? Acordamos con Tristán prepararnos para el próximo encuentro, y aunque quién sabe si nos cumplamos (tenemos en el tintero varios acuerdos), sirva esta experiencia para invitar a poetas y hiphoperos y público en general a asistir al próximo slam, el primer viernes del próximo mes.

10 comentarios:

Kartak dijo...

suena divertido...

Silencio dijo...

Nunca dijiste que iba yo, sniff sniff

kartak, vaya su poesía le dará en la madre a todos, a huevo !!!

Abrazos a los dos y a lqs besos y si quiere besos kartk se los doy pero para que se los dé a Nasty,

Kartak dijo...

yo los quiero para mi, lahistoria de la humanidad dice que siempre se chingan al mensajero...

fgiucich dijo...

Alguna vez pasaré por allí. Abrazos.

Lo-que-serA dijo...

Divertidísimo. De verdad tendríamos que ir a treparnos a hipoepear. Anímese, ándele.

Cierto, señor, no dije de la granadísima concurrencia de ese día, ni de usté, ni de mis amigos los Soca, ni las niñas de Tristán. Eso es para que también se anime a estar en la crónica del próximo slam. ;) Besos.

O ya pondremos la imagen en video. Abrazos, Fgiucich.

Silencio dijo...

Nel ahi va mi crónica amagueta:

El poema de Logan era como de turista culpable, chido de cualquier modo y más su brazotes.

No se nunca he estado de acuerdo con ciertos acercamientos a la cultura mexicana por los gringos, es a veces, como si los dioses bajaran a tomar agua con los humanos, como un yo quiero participar en eso que no me es propio pero se ve bien folklorico, no se supongo que debe ser solo cuestion de las letras a usar, porque lo de la viejita aaarrggg me pareción tan no se que, que mejor me bloqueé a sus palabras en español y solo le veia el abdomen y las piernas.

No se, no se, pero al de junio (chale como llegamos hasta el medio año?) me apunto.

Lo-que-serA dijo...

No sea amarguete. No solo estaba lindo el niño y no solo era la viejita en el poema. "Between the ends and the beginnings". Estaba chido. Y sí, al de junio nos apuntamos, medio año, por dios.
:))
Besos.

Tristán Estar dijo...

Jajaja, cómo me dio risa estrujada con vergüenza la última referencia al pinche de Tristán.

Pero usted sabe que la quieno, que no?

-

Lo mejor fue el niño Logan, jeje, le puse 10.

Tristán Estar dijo...

Pssst.

Quieno no, quise decir que la quiero.

Raquel Olvera dijo...

jugamos a dejarnos ir y cada uno cada vez màs lejos