viernes, abril 23

23 de abril de 2010: Los trabajadores de Cananea amenazan con detonar explosivos si intentan desalojarlos de la mina, una vez que la Suprema Corte de Justicia de la Nación declaró inexistente la huelga.

La historia no se repite: somos nosotros los necios.

2 comentarios:

Furtiva dijo...

Somos los asustados, los que no sabemos el alcance de nuestro poder. Te leo y me lleno de tristeza. Somos animalitos muy pequeños, limitados, que renuncian voluntariamente a sus capacidades.

Gracias por ayudarnos a recordar.

Lo-que-serA dijo...

También me da tristeza, Furtiva, y rabia, a veces. Podríamos, podríamos... ojalá lo hiciérmos, una vez, unita, alguna vez en nuestra vida.

Abrazo.