domingo, abril 9

se marchó la alegría
desertó la certeza
y la esperanza
se fue la tristeza
parte también la duda
y la desesperanza

sin alma
sin cuerpo

ni dolor

ni nada

6 comentarios:

Ruido Rosa dijo...

Demonios y como dice la canción:

Y mi gran alegria se va, se va

Lety dijo...

Ay veces que me quedo extrañamente quieta, no hay dolor, no hay tiempo sólo la nada, por eso a veces así quisiera quedarme, extrañamente quieta.

Besos mi Maria Luisa

citoyen dijo...

Como un estado de catarsis? ;)

Saludos y Un abrazo grande.

Lo-que-serA dijo...

Si. Pinche alegría que siempre se va. ;) Beso, señor.

Extrañamente quieta es una descripción muy precisa, mi Lety. Besitos.

Como en un estado catatónico, más bien, Citoyen querido. Abrazos para usted también.

fgiucich dijo...

Se marchó la vida. La dejamos ir? Hermoso poema. Abrazos.

Lo-que-serA dijo...

A veces hay que dejarla ir, señor, aunque sea por momentos. Un abrazo.