martes, abril 4

The night

Boca arriba, el rectángulo del patio
es una piscina llena de cielo.
Dan ganas de lanzarse
en ella para nadar con la luna.
La luna que parece como un barco
entre las palmas de la datilera,
iluminando los muros azules
de tan blancos, la ropa
olvidada al azar en una silla,
los higos de la cesta,
y los cuerpos tendidos en la alfombra.
En el calor intenso de la noche
suda la piel estrellas.

Manuel Ulacia

Ya está lista la selección de poesía de abril en Noctambulario.

5 comentarios:

Lety dijo...

Ay yo quiero compartir ese sudor. Mi Maria Luisa, hoy puse algo para Raquel en "quiero decir...

Silencio dijo...

Y por eso me quedo en la azotea, así no es piscina, es el mar entero, por devorarme y llevarse todo al diablo, porque: entonces tomaré las estrellas con una red y haré un caldo, enanas blancas, quarks titilantes y me hare un hoyo negro propio para que se coma mis recurrencias.

Quien la quiere, quien la quiere?

fgiucich dijo...

La luna , la noche y el agua para mirar las estrellas. Abrazos.

angel dijo...

Mi gratitud por avisar de la selección de abril habilitada ya en mi espacio, que es tuyo también, y por haber incluido este bello poema de Manuel Ulacia que figura en la misma.

Cordiales saludos....

Lo-que-serA dijo...

Si, mi Lety, sudar estrellas. Besos.

Eduardo: :D

"Dan ganas de lanzarse". Abrazos, Fgiucich.

La gratitud es para usted, alado, y su espacio tan poético.