lunes, agosto 7

Para la última etapa del viaje

Necesito que sea, efectivamente, la última:
me urge.
Llevo, por si las moscas, batiscafo y piolet.
Soledad absoluta.
Una tonada que suene a incendio celeste
a pan de piloncillo
a fuente y a farol.

Saber que nadie me espera es fundamental.
Quiero regresar solamente si quiero.

8 comentarios:

citoyen dijo...

Como si fuera dedicado a mi ;)

Lo-que-serA dijo...

Para Citoyen, entonces. ;)
Beso grande señor.

Guillermo Eduardo dijo...

Saber que nadie me espera no es fundamental.

Es una verdad irrefutable.

Lo-que-serA dijo...

Eso no se sabe, señor. Uno nunca sabe quién lo espero ni en dónde.
;)

Planeador dijo...

Conozco un lugar donde puede conseguir un excelente pan de piloncillo

Lo-que-serA dijo...

Ese puede ser, Planeador, un buen motivo para volver. Gracias por su visita aérea.

el tío nasty dijo...

regresar y volver no es lo mismo.

se vuelve a un sitio nuevo, regresar es la marcha del cangrejo.

por tu feliz vuelta con o sin respuestas.

un saludo

Lo-que-serA dijo...

Lo que dice, Nasty, es una verdad del tamaño de una casa. Creo que debo regresar para volver. Sospecho que con respuestas. Un placer, su visita.