lunes, noviembre 27

En ese país los valles son manos abiertas
el mar una caricia de labios
y el sol sale en las mejillas.

En ese país son palabras el eco de los pasos
el aire abrazos
y las islas continentes.

Se postra frente al mar el tiempo
en el país
donde el amanecer
es el trino de un pájaro en mis ventanas.

5 comentarios:

Silencio V_2.0 Release 3 dijo...

Y que hay de las tormentas, de la pasión que desata vendavales, que pone el cielo rojo sobre los valles, eso también debería ser mencionado, cuando esa tierra tiembla y se estremece y los árboles se erizan como pinos, como piel con escalosfríos.

fgiucich dijo...

Sería muy hermoso vivir en el país de tus versos. Abrazos.

nasty dijo...

me recordaste a guadalupe trigo. me encanta!

abrazo

Lo-que-serA dijo...

Eso nos pasa a los pintores bisoños, señor; se nos dificulta pintar las tempestades. Su imagen de la piel erizada como pinos erguidos me encantó. Gracias.
;)
Besos.

Debe ser hermoso vivir ahí, Fgiucich. Abrazos.

Mmm. Mire, Nasty. Y yo sin saber quién es Guadalupe Trigo.
¡Ah! Ya vi quién es. Gracias, pues.
Un abrazo.

Lety dijo...

Y yo que puedo decirte, sólo tender los brazos para atrapar imágenes y palabras para habitar en ellas.

Besitos Doña Maria Luisa