domingo, mayo 1

Para echar a perder el fútbol

La naturaleza no tiene historia, aunque trascurra en el tiempo. La existencia sí, porque ella misma es histórica (...) Temporalidad significa aquí que los momentos del tiempo, pasado, presente y futuro, se imbrican, se entrelazan y no se suceden: pasado y futuro son presentes. El hacerse del vivir humano implica, pues, que se es el pasado (y el futuro). La historia no es, por tanto, algo en lo que estemos, sino algo que somos (Ramón Rodríguez García, Heidegger y la crisis de la época moderna, Madrid, Cincel, 1987, p. 80).

7 comentarios:

Tristán Estar dijo...

Y pasado y futuro los tenemos tan sentados en la mesa de nuestro presente, que es imposible 1, y por ejemplo) no reconocer los errores del pasado y 2) creer que la predestinación no involucra nuestras manos.

Raquel Olvera dijo...

juat?

Lo-que-serA dijo...

Pues que, como dice el Tigre Famélico, más o menos: Pasado y futuro no existen, sólo existe el presente.
Que conste que dije "más o menos".

Raquel Olvera dijo...

y lo que será es una hipérbole?

Raquel Olvera dijo...

Qué padre esta la foto de ti.

Besitos

Raquel Olvera dijo...

saliste igualita

Tristán Estar dijo...

Esa María Luisa abandona a sus lectores no?

:C