lunes, junio 20

Mucho ruido y pocas nueces

Volví.
Visto a distancia, el anuncio anterior sonaba catastrófico y en verdad era claro reflejo del estado de mi alma. Me esperaban cuatro días de angustia absoluta aderezada con múltiples recriminaciones por lo que pude hacer a tiempo y no hice. Para abundar en la descripción de mi irresponsabilidad académica, me permití intercalar en el plazo fatal una mañanita temazcalera.
Se acabó el semestre. Hace una hora llegué temblorosa a la Facultad a entregar mi último trabajo que la verdad no merece más de seis. De regreso a mi casa me prometí que no quiero volver a correr a la casa de la vecina para pedirle hojas blancas o fusilarme la bibliografía de los (poquísimos) textos que encontré a última hora en internet. A ver si me cumplo.

Batón
Por lo pronto se acaba también mi principal pretexto para no actualizar más seguido. Comienzo respondiendo el batón que me pasó Tristán:

1. Número de libros que has tenido.
No tengo ni la más pálida idea. De niña mi casa estaba llena de libros, muchos de ellos comprados expresamente mí (y para mi hermana menor, pero no cuenta :D ). Sin embargo, conforme fui creciendo me fui apropiando de varios más, que de todas maneras conformaron la biblioteca familiar, que es como una tenencia colectiva. Ya en el transcurso de mi vida económica activa he ido adquiriendo varios y aunque muchos se han quedado en préstamo permanente, fueron míos. También me he ido apropiando de los que lee mi hijo, aunque no los tengo. Así que los que tengo son mucho menos de los que he tenido.

2. Estás atrapado en Fahrenheit 451, ¿qué libro te gustaría ser?
La hojarasca, de García Márquez, para arder rapidito, rapidito.

3. ¿Alguna vez te enamoraste de algún personaje de ficción?
¡De todos! Todo aquel que fuera bandolero, pirata, revolucionario, raro, intrépido (pero con buen corazón) fue objeto de mis amores.

4. ¿El último libro que compraste fue?
Cabo Trafalgar, de Pérez Reverte. Espera ansioso sobre mi buró para que lo tome y lo haga mío.

5. ¿El último libro que leíste fue?
El último libro serio que leí fue Don Juan Tenorio, de José Zorilla. De los no serios, hoy en la mañana terminé de revisar Semántica lingüística de John Lyons.

6. ¿Qué estás leyendo actualmente?
Estoy entre libros, porque definitivamente no me sale leer más de uno a la vez. Además, me tengo que obligar a no leer nada que me pueda distraer de la escuela, porque termino abandonando los textos académicos.

7. Cinco libros especiales para tí.
Tendré que hacer un gran esfuerzo de discriminación, pero ahí van los cinco: El conde de Montecristo, de Dumas; Memorias de Adriano, de Marguerite Yourcenar; El caballero inexistente, de Calvino; Momo, de Ende; Una historia del mundo en diez capítulos y medio, de Barnes. (¡Perdón a mis cuentos rusos, a Graves, a Ovidio, a Dolores, a Gorostiza, a...)

8. ¿Qué libro esperas con ansias?
Lo que espero con ansias es la llegada de la próxima quincena para correra a comprar El libro de las ballenas.

9. ¿Qué libro me regalarías?
Tengo la impresión de que cualquier libro que te regalara ya lo habrías leído pero creo que me decidiría por las Metamorfosis de Ovidio.

10.¿A quién le pasas el batón y por qué?
A Lety Ricardez, Porque yo así lo quise, al Tigre Famélico y a Armando Ayala, por puritita curiosidad. Se los mandaré por correo y les rogaré que me permitan publicar sus respuestas. ¿Se vale?

4 comentarios:

Raquel Olvera dijo...

Qué bueno que ya regresaste. Me da gusto leerte porque veo en lo que andas y puedo imaginarme lo que haces.
Besitos.

Tristán Estar dijo...

Uchis, tus impresiones erraron gacho... Si tuviera el tiempo para ser un gran lector ya hubiera ido hasta que me leyeran la mano... Y no, ni eso he leído. Chale, no?

¿Metamorfosis?

Todo lo que suene a mutante, eso sí me lo zampo.

;)

Dra. Kleine dijo...

Dioses, libros...lo que me falta por avanzar...!
Saludos!

Anónimo dijo...

Maria Luisa ¿que pasa?
¿no cumples tus deseos?
No me has pasado el batón y me encantaría contestarlo.
Más me gustaría aprender a subirlo a mi blog, pero ya aprenderé, aprenderé.
Deja que me acuerde de mi contraseña o me haga de una nueva
Lety Porque yo así lo quise