miércoles, febrero 15

a Jorge Cuesta

Tu rostro se me pierde
mas conservo
la imagen del ocaso en tus pupilas.

7 comentarios:

Dra. Kleine dijo...

Mirad a la niña,
miradle el fondo,
lo oscuro,
lo dilatante,
lo lejos que te miras
cuando le miras de frente.

fgiucich dijo...

El ocaso que va cayendo muy despacio como una lágrima perdida. Abrazos.

Raquel Olvera dijo...

así se fue la luz por sus ojos.

Larha dijo...

Quizá sea mejor no tener ningún recuerdo, a veces, sólo a veces.

Un beso.

citoyen dijo...

Me recordó a alguien y que por desgracia ya no se encuentra en estos lares. Aunque seguro está tomandose un vinito y contando chistes detrás de nuestros oídos.
Mi Maria Luisa brindemos porque podamos dejar a un lado nuestras circunstancias adversas y proseguir para contarles un cuento a los herederos de este terruño. Te mando un beso y un abrazo grande

Lo-que-serA dijo...

Si, Dra. Mirarse en las pupilas del otro...

¡Ay, Fgiucich, qué hermosa imagen! Muchas gracias.

Se fue, querida. Pero volvió a amanecer.

Sólo a veces, Sinmás. Pero el ocaso...

Yo diría, Citoyen, agarrar las circunstancias adversas por los cuernos para poder tener qué contarle a los herederos. Pero solo a veces lo diría. :D

opphelia dijo...

jorge cuesta es de mis escritores favoritos de mis personas favoritas, este es un excelente homenaje

=)