jueves, febrero 23

Sus ojos de zinc habían hilvanado cada una de mis vísceras
pero todas las miradas hablan.
Amargos espasmos, acerbos, corrieron a mi boca
y eran palabras.
Ahora, cansada, duerme.
Y me teme.

6 comentarios:

Larha dijo...

De instante, me gustan esas palabras que parecen describir un sólo instante.

Precioso.

Dra. Kleine dijo...

Las palabras a veces salen sobrando cuando hay otros medios para provocar sentires...

Lety dijo...

todo lo que pueden ser las palabras, espasmos, mareas, claroscuros, ecos... y todo lo que no son

Lo-que-serA dijo...

Eterno instante, Sinmás.

Sobran a veces, sin duda Dra.

Sobre todo, mi Lety, todo lo que no son.

Abrazos.

ivanbuenader dijo...

Me hace ruido el (pero) del 2do verso. Y el (y) del último. El resto, me encanta ;)

Lo-que-serA dijo...

Gracias, Iván querido. Siempre es un gusto tenerte de visita ;)