lunes, octubre 30

Es cenicienta el alba de los lunes.
El lunes son cilicio los adentros.
En lunes me cortarán la trenza;
se me caerán los dientes, también, un lunes.
No será lunes el día en que me muera.

Es cenicienta el alma de los lunes.

5 comentarios:

Kartak dijo...

Bravo!!!

Lety dijo...

¡Cuánto se esconde y se muestra tras este poema!

Silencio dijo...

El una gandalla el alma de los lunes, no se compara con la mala leche de los domingos por la tarde, donde uno muere no por su gusto, al menos el lunes uno tiene derecho de escoger.

Besos

Lo-que-serA dijo...

Tengo que verlos más seguido, Kartak. Brindar con los dioses reditúa.
;)
Abrazo.

Sigue escondiendo, mi Lety. Qué gusto verte de paseo, hermosa. Ya me dijeron que nos vemos la semana que entra. Beso emocionado.

Es que a mí los lunes me agarran maceradita del domingo por la tarde, señor. Besos.

fgiucich dijo...

Un poema chiquito en el texto, pero enorme en su contenido. Abrazos.