martes, diciembre 20

Hoy ví una mariposa
de alas azules y rosa opalescente
caminar con trabajo
sobre altos tacones
las botas enrrolladas en los tobillos.

No supe si lloraba o reía.

Mujer mariposa:
pronto encontrarás placer
en el bamboleo de tus zancos.
Eso te hará más llevadera
la nostalgia de las alas.

11 comentarios:

Silencio V_2.0 Release 3 dijo...

Seguro lloraba, porque, porque va bien llorar en estas tardes nubladas.

Además el viento sobre las mejillas mojadas se siente bien, si, se siente bien tirarse al suelo y llorar, no, espera ella llora sobre zancos, yo por debajo, no espera, que el humor se ha trastocado, ahi viene, si, me subo a sus zancos y me pongo a gritar a su oido que no volverán las alas, no llorará, se agriará como yo.

No, mejor me quedo encerrado.

Salud, bonito poema.

Aniux dijo...

La mujer no lloraba, estaba experimentando su metamorfosis, tanto tiempo transcurrió desde que era simplemente una oruga y luego el letargo de estar en la crisálida tanto tiempo, por fin la luz, por fin salir y desplegar la hermosura, la hermosura que ha tocado tu corazón para dedicarle un poema...

Lety dijo...

La nostalgia de las alas...
Es un motivo suficiente para llorar, pero también de búsqueda hasta encontrarlas.
Besos mi querida Maria Luisa

Raquel Olvera dijo...

La nostalgia del vuelo hará que se arroje por el desfilafero.

Lo-que-serA dijo...

No sea agrio, Silencio; en todo caso, mejor amargo. La amargura siempre tiene más charm.

Si, fue su hermosura y también su dolor. Gracias por la visita, Aniux.

A buscarlas, mi Lety. Creo que tú guardas un par de repuesto en una caja misteriosa. Besos.

Eso escribió Francisco porque nunca tuvo un par de botas de tacón alto ;) Besos, hermosa.

Larha dijo...

De seguro que lloraba, o que yo veo el vaso, hoy, medio vacío o ya ni vaso veo.

Un beso.

Silencio V_2.0 Release 3 dijo...

Por eso agrio, je, lo encantador se me ha ido, al menos esta semana. Ah que desgano. Otro beso.

Lo-que-serA dijo...

Pareciera que los astros cantan en clave de melancolía, Sinmás, porque nos veo a varios más o menos en las mismas. Ya se cansarán.

Quisiera el Silencio quitarse lo encantador, pero no puede. Sí, qué desgano. ¿Se va de vacaciones? Un beso más.

Roberto dijo...

me ha encantado..
roberto

ivanbuenader dijo...

Qué hermosura de poema.
Me imagino una pobre infeliz (espero que no fuera un autorretrato :( :( :(

Lo-que-serA dijo...

Muchas gracias, Roberto. Ya me di una vuelta por su casa.

No, no es autoretrato. Como sabes, hace rato que me acostumbré al bamboleo de los zancos ;)