lunes, diciembre 19

Silba una locomotora a lo lejos.
Parece ir cantando la historia de una especie en extinción:

¡Ahí viene el tren, niñas!
¡Contemos los vagones!
Ese es de carga, ese de pasajeros,
ahí va el correo...
Treinta y nueve... cuarenta...
Ese amarillo del final es el cabúz.

Silba a lo lejos
y a lo lejos se ve su cuerpo serpentino
traquetear
en la nostalgia.

4 comentarios:

Andreas Kartak dijo...

mejor me dejo de palablablablabrerias...
hermosas sus palabras

ennovy dijo...

¡lindo!
tren-nostalgia-paz

Raquel Olvera dijo...

qué bien estás escribiendo. Bravo.

Lo-que-serA dijo...

No deje de palablabrear, Andreas. No deje.

Si, paz; aunque la paz de la nostalgia suele tener su pizca de amargura. Besos, güera.

Gracias mil, maestra. Estoy recuperando recuerdos. Beso, querida.