miércoles, mayo 31

...quiero hacer poemas y me salen cartas...

cartas inexistentes
pues remitente y destinatario sueñan que escriben
¿qué hacer con estas palabras que no fueron nunca voz
y no serán
jamás
tinta?
cartas que no existen
y tal vez se hicieran poemas
si alguno
....................................destinatario o remitente
despertara.

8 comentarios:

Lety dijo...

Pues cómo ves que yo intento hacer poemas y me salen travesuras.

Lety dijo...

Pues cómo ves que yo intento hacer poemas y me salen travesuras.

Silencio dijo...

Yo quiero hacer cartas de suicidio y no más me salen novelas rosas.

Y los destinatarios están despiertos pero les revale madre. (terrorífico no ver ni siquiera un parpadeo cuando te leen, eso se saca uno por creer que las palabras provocan algo más que una pose).

Entonces remitente se convierte en pira y quema.

Cada carta no escrita.
Y si puede cada carta escrita
_________________________

Mi expertise en amargura me llena de orgullo y pasión.

Dos besotes apasionados.

Lo-que-serA dijo...

Travesuras poéticas, mi Lety niña. Besitos.

Su amargura resulta dulce de pronto, señor. Me debe esos abrazos.

ivanbuenader dijo...

romántico TO-TAL

Lo-que-serA dijo...

:D

angel dijo...

Un poema es una conversación en la penumbra, señala Eliseo Diego en uno de sus bellos poemas que, como las cartas, tienen un destinatario, un interlocutor anónimo cuya dirección postal ignora quien escribe. Ahí tal vez resida otro de los delumbramientos de un poema.

Saludos...

Lo-que-serA dijo...

Muchas gracias por su atinadísimo comentario, alado; me gusta conversar en la penumbra. Su visita me recuerda que ya está lista su selección de poesía de junio. Voy a visitarla.